La personalidad salvaje de Jim Carrey, sus locas expresiones faciales y su extravagante sentido del humor han estado haciendo reír al mundo desde los años 80. Después de conseguir un concierto en The Tonight Show a la edad de 21 años, convirtió su nuevo éxito en un anuncio recurrente en el programa de comedia de sketch In Living Color de los años 90. Nos hacía cosquillas en los huesos mientras representaba a personajes memorables, como el Mariscal de Bomberos Bill y la culturista Vera de Milo, y estaba claro que Carrey no tenía límites en cuanto a lo lejos que llegaría para llevar la risa a la vida de sus fans.

No todo era tan bueno

El éxito de taquilla no tardó en llegar, con películas como Ace Ventura: Pet Detective y Dumb and Dumber, pero a pesar de sus logros, ha luchado con la confusión interna que se manifestó durante su infancia y causó estragos en su vida hasta bien entrada su edad adulta. Esta es la trágica historia de la vida real de Jim Carrey.